¿Cuáles son las acciones penales que se deben adoptar contra el Gerente o Directivo que desfalca el patrimonio de la empresa mediante fraude?

Las acciones de fraude en perjuicio del patrimonio de la empresa, o de sus accionistas o socios es delito. Nuestra legislación penal protege el patrimonio de la persona jurídica no solo de la acción de agentes externos, sino de aquellos que ejercen “funciones de administración o representación”, como los Gerentes o Directivos, sobre quienes recae especialmente el delito.

El artículo 198° del Código Penal regula el delito de fraude en la administración de persona jurídica, imponiendo pena privativa de libertad no menor de (1) ni mayor de (4) años al Gerente o Directivo –o a quien ejerza funciones de administración o representación–, que realiza actos de falsedad, engaño u otra forma de fraude, orientada a contravenir la buena fe en los negocios y la confianza dentro de la organización, que conlleva a la merma del patrimonio social, o la reducción o perdida de lo que debía recibir (perjuicio patrimonial) En ese contexto, las acciones de fraude más comunes reguladas en el artículo 198° del Código penal son las siguientes:

i) Ocultar a los accionistas, socios o asociados la verdadera situación económica de la empresa, falseando los balances o usando cualquier artificio que suponga un aumento o disminución de las partidas contables, ii) Fraguar balances para reflejar y distribuir utilidades inexistentes, iii) Omitir comunicar al directorio u otro órgano similar acerca de la existencia de intereses propios que son incompatibles con los de la empresa, iv) Asumir indebidamente préstamos para la persona jurídica, y, v) Usar en provecho propio, o de otro, el patrimonio de la persona jurídica.

En ese sentido, si el Gerente o Directivo, o quien ejerza la administración o representación de la empresa, incurre en las acciones de fraude antes descritas, las acciones legales que deben adoptar los perjudicados es la formulación de denuncia penal por delito de “Fraude en la Administración de Persona Jurídica”.

Pariona Abogados