¿Necesariamente debe ser declarado inadmisible un recurso de apelación que no precise cuál es su pretensión concreta?

El recurso de apelación es un medio impugnatorio de carácter ordinario que se interpone contra resoluciones judiciales, con la finalidad de que el órgano jurisdiccional superior reevalúe la decisión de la resolución apelada ante la posible existencia de vicios materiales o formales, errores judiciales o alguna vulneración de un derecho o garantía establecido por ley.

¿NECESARIAMENTE DEBE SER DECLARADO INADMISIBLE UN RECURSO DE APELACIÓN QUE NO PRECISE CUÁL ES SU PRETENSIÓN CONCRETA?

“Negar el acceso a otras instancias por una observación formal que puede subsanarse mediante la lectura completa del recurso interpuesto, vulnera los derechos a la defensa y a la libertad personal”.

El recurso de apelación es un medio impugnatorio de carácter ordinario que se interpone contra resoluciones judiciales, con la finalidad de que el órgano jurisdiccional superior reevalúe la decisión de la resolución apelada ante la posible existencia de vicios materiales o formales, errores judiciales o alguna vulneración de un derecho o garantía establecido por ley.

En ese sentido, al recurso de apelación le es aplicable el inciso 1 del artículo 405° del Nuevo Código Procesal Penal (en adelante NCPP), que regula las formalidades que todo medio impugnatorio debe seguir. Por ello, para que la apelación tenga validez, es menester la concurrencia de los siguientes requisitos:

  1. Que exista un interés legítimo e impugnatorio por parte del recurrente;
  2. Que se presente dentro del plazo establecido por ley; y
  3. Que se precisen los puntos objeto de impugnación de la decisión de manera específica, además de que el recurso deberá concluir formulando una pretensión concreta.

Sobre este último requisito, y poniendo sobre la palestra el cuestionamiento inicial, se debe plantear la siguiente interrogante: ¿Hasta qué punto la falta de claridad de la pretensión de un recurso de apelación ocasiona que este deba ser declarado improcedente?

Un argumento sustentando en un análisis literal de la norma previamente citada, nos permitiría concluir que no existe punto de inflexión respecto a este supuesto defecto formal, por lo que inevitablemente debería ser declarado inadmisible.

Sin embargo, resulta destacable lo resuelto por el Tribunal Constitucional –en adelante TC– en la sentencia recaída en el Exp. N.º 1616-2021-PHC/TC, de fecha 14 de septiembre de 2021, que declaró fundado el pedido de hábeas corpus del accionante que solicitó la nulidad de las resoluciones que denegaban los recursos de apelación y queja, las cuales únicamente sustentaban su decisión en la ausencia de pretensión concreta en el respectivo recurso interpuesto. 

En el presente caso, el TC ha resaltado dos cuestiones importantes: a) indicó que las falencias formales dadas en una pretensión impugnatoria, no dependen  propiamente de la voluntad del recurrente, sino de la habilidad procesal de su abogado, por lo que una omisión podría eventualmente perjudicar la libertad personal de su patrocinado; y, b) que la interpretación que se haga de la pretensión impugnatoria concreta no puede servir como un mecanismo para denegar los recursos impugnatorios, cuando de los mismos se evidencie cuál es el efecto que se pretende (en el caso comentado, se extrae que la pretensión fue que se declare la nulidad de sentencia condenatoria por vicios de debida motivación, principio de legalidad y debido proceso).

Así pues, bajo estas dos afirmaciones, es menester resaltar que la decisión de negar el acceso a otras instancias, basada en una observación formal que puede subsanarse a través de la lectura completa del recurso interpuesto, implica una vulneración directa al derecho a la defensa –consagrado en la Constitución Política y en la norma adjetiva– y ni qué decir sobre la eventual afectación al derecho fundamental a la libertad personal del recurrente, a consecuencia de no debatirte en segunda instancia una sentencia condenatoria.

[Accede a Boletin en "Descargar"].

Nicole Torres Flores